Becas de Aprovechamiento

  • noviembre 30, 2020

Las becas son ayudas económicas que algún organismo, público o privado, les ofrece a los estudiantes para que financien sus investigaciones, o les den continuidad a sus estudios. Dicho de otro modo, las becas de aprovechamiento son incentivos económicos que se otorgan a estudiantes inscritos en los diferentes subsistemas educativos públicos.

Esta modalidad de ayuda surge como una necesidad de estimular la prosecución de estudios a todo nivel, y así impulsar a aquellos estudiantes con potencial académico para que sus estudios se conviertan en un aporte a la institución y proyectarse a futuro como profesionales exitosos.

¿A quién van dirigidas las becas de aprovechamiento?

Sin intención de resultar discriminativos, las becas de aprovechamiento van dirigidas a los estudiantes con un excelente índice académico, por esta razón se concibe como un premio al esfuerzo y dedicación demostrado por un educando a lo largo de su récord escolar, y que le permita consolidar su aprendizaje.

Ciertos institutos toman como variable de análisis para la aprobación, el nivel socioeconómico del estudiante, dándole prioridad aquellos individuos de bajos recursos, que no pueden costear sus estudios, que se proyectan como exitosos, a fin de que consoliden sus conocimientos. La idea es compensar las desigualdades sociales para que el estudiante cuente con las mismas posibilidades de desarrollo y autorrealización.

Beneficios de las becas de aprovechamiento

En muchas oportunidades, permanecer en el sistema escolar resulta ser muy costoso, indiferentemente se encuentre inmerso en la educación pública o privada, un estudiante debe hacer una inversión cuantiosa para mantenerse inmerso en el sistema; tan elevados son los costos que aun cuando el individuo tenga el potencial intelectual, en ocasiones se trunca su desempeño académico por no poder financiar su prosecución de estudios.

En virtud de lo anteriormente expresado, las becas de aprovechamiento cobran relevancia, toda vez que favorece directamente al estudiante, permitiéndole alcanzar un título académico e indirectamente a la familia de este al permitir que uno de sus integrantes opte por un mejor futuro profesional.

Requisitos para las becas de aprovechamiento

En teoría, cualquier estudiante puede aplicar para que se le otorgue una beca de aprovechamiento, sin embargo, tienen mayor posibilidad de obtenerla, quienes demuestren las siguientes características:

-Un promedio académico por encima de 8.0, cuando se utiliza una escala de 10 puntos.

-Miembros de una familia, altamente vulnerables en cuanto a su nivel socio económico

-Núcleos familiares disfuncionales.

-Contexto socio cultural carente de valores.

Vale acotar que, además se valora y cualifica para priorizar a individuos que se desenvuelven en un entorno social, donde se evidencien altos niveles de desempleo, carencia de servicios públicos, índices elevados de inseguridad y violencia de género, entre otros factores.

Evaluación periódica

Una vez otorgada la beca, los organismos que las otorgan prevén una evaluación periódica, a fin de comprobar que el incentivo económico, que sus recursos están siendo aprovechados al máximo.

Estas organizaciones no dan cabida a la dilapidación. Esta evaluación permite otorgar este beneficio a quien realmente pueda sacar el mejor provecho.

Estas evaluaciones consisten en un arqueo de los resultados académicos contrastados incluso con el récord conductual y la proyección del estudiante hacia la excelencia.

Generalmente, las becas tienen una vigencia de un año escolar, con posibilidades de ser renovada previa comprobación de su aprovechamiento y consignación de los recaudos exigidos como sea el caso. La institución se reserva el derecho a extender o no el otorgamiento del financiamiento.

Propósito de las becas de aprovechamiento

Es común observar actualmente una población estudiantil vulnerable, propensa a abandonar los recintos escolares dadas las conductas de riesgo social que amenazan a los educandos. En tal sentido, las becas permiten reducir las dificultades monetarias que alejan a los jóvenes de las aulas de clases y los acercan a las calles donde reina el ocio.

Se hace imperativo referir que las organizaciones tanto públicas como privadas generan este programa de becas con el firme propósito de minimizar los índices de ausentismo y deserción escolar y así abrir las oportunidades de desarrollo del país a través de la siembra de cerebros e intelectuales provechosos.

Deja un comentario